martes, 28 de noviembre de 2017

PIAU ENGALY, un pequeño oasis de nieve en medio del desierto pirenaico, 26 nov 2017

Tuca y Kilian visitando por segunda vez Piau Engaly este mes de noviembre. Junto a ellos, Martín y un seguidor del blog, Alejandro, con el que me hice una foto justo antes. Bonito día de nieve polvo en Piau... inesperad para nosotros.


Piau Engaly, un oasis de nieve en medio del desierto pirenaico

domingo 26 nov 2017

Desnivel: 1.330 m en dos subidas, en 4 h.
El track: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=21249323

El panorama pintaba regular, pues el frente que cruzó la noche del viernes al sábado había dejado lluvia por debajo de los 2.400m y las webcams mostraban el sábado un panorama desolador por debajo de 2.200m, por lo menos en el Pirineo aragonés.

Pero Piau es una nevera mágica que, cuando rola a norte, saca nieve de donde nadie la saca.

Y así ocurrió. Tras rolar a norte durante la tarde del sábado, las precipitaciones cesaron
El selfie con Alejandro
en la mayor parte del Pirineo, pero en Piau, que recoge muy bien los flujos de norte, siguió nevando esa tarde, con la cota bajando hasta los 1.700m. De manera que por encima de 2.2.00m se acumularon 10-15 cm de nieve nueva esa tarde.

Teníamos miedo de rascar los esquís si esquiábamos por fuera de las pistas pisadas, pero ocurrió lo contrario. Y es que la lluvia previa humedeció el manto hasta los 2.400m por la mañana. Pero cuando roló a norte y la temperatura y la cota de nieve bajaron, toda esa nieve húmeda, heló. De forma que esquiábamos sobre 10-15 cm de polvo sobre un escudo o caparazón de nieve dura, helada, por debajo, que nos protegía de las piedras. Un milagro de la meteorología. Piau es un milagro cuando entra de norte...

Abajo a pie de pistas había sólo 2 o 3 cm, pero conforme subíamos por encima de los 2.000m los espesores aumentaban y por encima de 2.200m superaban los 10 cm de nieve fresca. El frío del dominogo, con la iso 0º a sólo 1.400m, mantuvo la nieve fresca muy suelta para girar en las palas y muy rápida para deslizar en los llanos, donde se podía girar sin perder velocidad.
Una maravilla de la meteorología. Un oasis de nieve suspendido en el desierto del Pirineo...

Esperemos que el frío que se anuncia pueda traer más nevadas y el manto se vaya constituyendo, porque a día de hoy, salvo en este osasis, la nieve es casi inexistente.

Os dejamos unas fotos de este regalo, que mereció la pena el largo viaje.

Hasta la próxima nevada!

Jorge García-Dihinx



Flanqueado por Tuca (de amarillo) y Kilian (de rojo) de camino a las pistas
Se ve que le lluvia a descubierto la tierra en la base de la estación, pero los cañones estaban ya funcionando a todo motor y podríamos bajar esquiando hasta el coche
Foto de Ángel Moraga


Junto a Kilian, en la primera subida del día
Foto de Eduardo Pérez

La primera subida la hacemos con cobertura de nubes, pero sabemos que se irá abriendo


Tuca, siempre dentro de la huella, no te vayas a perder


Y siempre delante del grupo, pa por si


Llegando a la parte alta de la estación, los cielos empiezan a abrirse por fin...
Martín y Matteo

Tuca ya ha encontrado compañero de juegos
Se llama Arán, que hoy con 8 meses se estrenaba en la nieve y estrenaba la ropa que le había hecho Blanca

En la primera bajada evitamos la pala de arriba, pensando que rascaríamos las tablas.
En la segunda bajada nos tiraríamos directos
Tuca y Kilian están encantados de correr sobre la huella


Matteo Borri sobre la primera comba de nieve polvo

Ángel Moraga

Matteo y su inconfundible estilo italiano

Esta secuencia de fotos me la sacó Ángel
Detrás vienen siguiéndome Tuca y Kilian

La nieve estaba perfecta, suelta, seca y fría

Parecía mentira encontrar este "pow" tras una única nevadita la tarde previa

Martín

Tuca y Kilian buscaban las huellas previas para no hundirse bajando

Ángel Moraga, dándolo todo

Martín.
Detrás se ven las olas de la nieve venteada

Ángel y Matteo se solapan

Preciosa foto que me hizo Eduardo con el móvil
Detrás me sigue Arán (se ve la cola de Kilian, tapado por mí en la foto)

Matteo y Martín

Matteo, con su inconfundible estilo

Martín

Eduardo Pérez

Matteo de nuevo


En esta imagen se plasma el contraste de las montañas desnudas y la nevera blanca de Piau Engaly
Martín y Tuca


Edu me sacó esta foto en la segunda subida del día
El sol ya hace acto de presencia


Buenas texturas con el sol


Ángel nos fotografió a Eduardo, Kilian y yo


En invierno Piau es muy umbrío en la mayoría de sus laderas


Ángel, Roberto, Martín y Eduardo, en la huella


Delante va Matteo
Preciosa ladera virgen...


Mientras subimos vemos a algunos esquiadores franceses bajando con velocidad


Ángel traza una diagonal mientras el otro francés baja por la nieve polvo


Martín, en la umbría


Matteo y Martín


Tuca ya estás lista para la segunda bajada, verdad?


Ángel y Martín, antes de tirarse directos por la primera pala del día


Ángel me hizo esta foto

Y yo le hice esta otra a Matteo

y esta otra a Ángel, dándolo todo

Bonito primer plano que me sacó Ángel

Martín en la pala

Casi no se te ven los esquís!

Edu me sacó esta foto apaisada con su móvil

Y estas dos siguientes me las sacó Ángel

Qué buena secuencia de giros pillamos

Ahí van Matteo y Martín en la umbría

Ángel Moraga

Edu, seguido del braco Arán, en la parte más baja de la estación, de nuevo con sol


Ángel me sacó esta última foto, con el contraluz de los cañones de nieve


Fin de fiesta


Que gran mañana, verdad chicos?



4 comentarios:

  1. Hola Jorge. ¿Qué cámara usas?

    Un saludo y muchas gracias por tus reportajes.

    ResponderEliminar
  2. Hola,

    llevo la Canon PowerShot G7X, Mark II.

    Compacta, pequeña, con sensor de una pulgada, pantalla táctil y abatible arriba y abajo.
    Luminosa, con F 1.8, que sólo cierra a 2.8 a tope de zoom.
    Zoom discreto, de 24 a 100 mm. Buena ráfaga, modos manuales, RAW, wifi, etc
    Vídeo full HD a 60 fps.

    Las hay con más zoom, pero cierra más el diafragma o bien tienen un sensor más pequeño o bien son más voluminsosas.

    Un poco más de zoom no estaría mal y un vídeo full HD a 120 fps sería fantástico... pero todo llegará

    gracias y un saludo

    ResponderEliminar
  3. Bueno bueno... Casi inexistente no es... Querrás decir en Aragón, porque en Francia el sábado anterior esquiamos por la zona de Bareges, en rica primavera de las caras sur, y sin tocar ninguna pista de esquì. Nieve continua desde el coche hasta la cima. Y había bastantes mas opciones. Es cierto que en las sures se ha ido mucha nieve desde entonces, pero en las nortes había la misma cantidad, muy dura eso si. Pero nieve al fin y al cabo. Otra cosa es la zona fronteriza y que decir de Aragón...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Gran día! Buena nieve... Quien lo iba a decir, gracias por las fotos, nos volveremos a ver

    Un saludo

    Alejandro

    ResponderEliminar