sábado, 28 de enero de 2017

MANEJANDO MEJOR LA DIABETES CON UNA ALIMENTACIÓN BAJA EN CARBOHIDRATOS


Aquí tenéis el vídeo con la entrevista de 20 minutos que Gabriel le hace al Profesor Tim Noakes


Manejando mejor la diabetes con una alimentación baja en carbohidratos y alta en grasas

Entrevista de Gabriel (Diabetes tipo 1) al Profesor Tim Noakes (Diabetes tipo 2)

Cuando un niño debuta con una diabetes tipo 1, tras una fase de compensación de su deshidratación y se su desequilibrio metabólico, se le proporciona una educación diabetológica en el hospital los días siguientes a su debut diabético.

En la educación diabetológica e les explica qué alimentos suben más el azúcar en la sangre y cuáles menos y qué unidades de insulina deben pincharse, especialmente tras la ingesta de carbohidratos.

Cuando ingieren grasas no deben inyectarse insulina rápida. Ésta la deben inyectar según las raciones de carbohidratos de su dieta. A más raciones de carbohidratos, más subirá el azúcar y más dosis de insulina deberán pincharse.

Al escuchar esto, en esa educación de los primeros días, muchos padres preguntan...
"Entonces, si lo que más sube el azúcar (algo a lo que mi hijo es intolerante) son los carbohidratos (pan, pasta, arroz, cereal, galletas, fruta, etc)...
¿qué tal si los reduzco, digamos a un 10-20% y así mi hijo no tendrá que pincharse tanto?"

A esta pregunta, tan lógica, les respondemos con esta respuesta:
"No puede ser. El 50-60 % de las calorías del día deben ser constituidas por carbohidratos"

Entonces el padre suele replicar:
"¿Pero no son los carbohidratos los que le suben el azúcar y los que le hacen que tenga que pincharse más y más insulina?"

El médico responde: Sí.





El padre:
"¿Entonces... por qué no puedo tomar más grasas y proteínas y menos carbohidratos y así pincharle menos insulina?"

Médico: "Porque la Asociación Americana de Diabetes así lo dice"


Así es señores.

Todavía los expertos creen que los carbohidratos son tan necesarios para medrar, para crecer, para vivir.

Las guías "oficiales" del manejo de la diabetes recomiendan que un 50-60% de las calorías provengan de carbohidratos; un 20-30% de las proteínas y, si es posible, menos de un 30% a partir de las grasas, intentando evitar especialmente las grasas saturadas (por aquello de los infartos).
La hipótesis lipídica, la fobia a las grasas y el fraudulento "Estudio de los 7 países" de Ancel
Keys, están en la última edición del Nelson (Tratado de Pediatría) como un dogma de verdad bíbilica. Cuando sabemos que dicho estudio fue un fraude, ocultando el resultado de 15 de los 22 países estudiados. Aún sigue en voga, como si el sol siguiera girando alrededor de la tierra. No sólo hizo trampas, sino que se trató de un estudio de asociación, lo cual nunca prueba causalidad. Hay que probarla luego con un estudio experimental. 
¿Ha sido probada la hipótesis lipídica?. Pues no. Nunca.

Estas "recomendaciones oficiales" meten a los niños (y adultos) en una difícil montaña rusa de hiper e hipoglucemias (subidas y bajadas de azúcar en la sangre) que tienen que intentar compensar con altas dosis de insulina, con el riesgo de pasarse o quedarse cortos. Una vida llena de highs and lows, de subes y bajas continuos, debido a la rápida subida del azúcar tras la ingesta de carbohidratos y a la vida media corta de los mismos, con bajada igual de rápida tras la inyección de insulina.

Sin embargo, una dieta alta en grasas produce variaciones mínimas en el azúcar en la sangre, más fácilmente controlables con dosis pequeñitas de insulina.

Es "la ley de los pequeños números". Con dosis pequeñas, los errores son pequeños. Con dosis grandes, los errores (hipos e hiperglucemias) son grandes. Igual que conducir a 30 km/h (fácil corregir los errores con el volante) a diferencia de conducir a 200 km/h, donde un pequeño error puede traer muy malas consecuencias.

La ley de los pequeños números empleará menores dosis de insulina...

Mal negocio para la industria farmacológica de las insulinas...

La misma industria que financia los congresos de diabetes a nivel mundial...

Poderoso caballero es... (Terminen ustedes la frase).


Pues bien:

Empieza a haber niños con diabetes tipo 1 (y sus padres) que desafían esta creencia convencional de que necesitan tantos carbohidratos y tanta insulina para manejar su diabetes.
Pocos médicos creen que se puede vivir con pocos carbohidratos, que realmente no existe ningún carbohidrato esencial. Que sí que existen grasas y proteínas esenciales y que precisamente son estos principios inmediatos (grasas y proteínas) los que facilitarán la vida y mejorarán la salud de las personas con diabetes, al subir la insulina de forma muchísimo menor, prácticamente nada con las grasas y un poco con las proteínas.


Uno de esos niños es Gabriel, desde un tiempo después de ser diagnosticado con diabetes tipo 1 inició una alimentación más adecuada, baja en carbohidratos y alta en grasas saludables.

Sus dosis de insulina son mucho menores de las que utilizaba siguiendo las iniciales recomendaciones oficiales y sus parámetros metabólicos (Hemoglobina Glicada: HbA1c) son mucho más saludables, casi como los de un niño sin la enfermedad.
Tiene derecho a tener una HbA1c de 5.4 como un niño normal. No una HbA1c de 7 que es "el humilde objetivo" que proponemos a los niños con DM-1. Claro, con tanto sube y baja, mejor será que estén un poco altos de azúcar (aunque dañe sus arterias) que no bajos y que les de una hipoglucemia grave.



En esta ocasión el niño entrevista al Profesor Tim Noakes, una eminencia en metabolismo y en alimentación Low Carb (baja en carbohidratos), además de haber sido un campeón del ultra running y desafortunadamente, tras tantos años de alimentación alta en carbohidratos, un reciente diabético tipo 2 (Insulino Resistencia tras años y años de tanto carbohidrato).

Una diabetes tipo 2 que él ahora maneja y controla con su dieta, baja en carbohidratos y alta en grasas, sin necesidad de medicación. Ah, pero se puede? Sí; y se debe.

El Profesor Tim Noakes da charlas por medio mundo. En este caso, Gabriel le hace la entrevista al Profesor.


En la entrevista se preguntan:

¿Cuándo verán los médicos que la solución para la diabetes, tipo 1 y tipo 2 está en reducir los carbohidratos y aumentar las grasas?

La industria de las insulinas tiene mucho poder...


No va a ser fácil luchar contra las dos fuerzas que se oponen:

1. El dinero que perderá la industria farmacológica (mucha menos insulina se prescribirá) 

2. La fobia a las grasas, que aún creen que es la causa enfermedad cardiovascular.

La mayoría de los diabéticos se mueren de infartos y de complicaciones vasculares... pero no por la grasa que ingieren (no la ingieren, pues les han enseñado a temerla) sino por los continuos niveles altos tanto de azúcar como de insulina. Ambos inflamatorios, destructores de sus paredes arteriales.
Los médicos no lo hacemos bien.
¿Algún día cambiará?



La entrevista en sí:

Aquí voy a intentar escribir algunos de los párrafos de la conversación que mantienen en la entrevista, para los que no puedan entender esta entrevista en inglés:

Hablando de los dos tipos de diabetes que ambos padecen (TIpo 1 o infantil, en el caso de Gabriel y la tipo 2 o diabetes del adulto que padece Tim), éste último comenta que teniendo los conocimientos sobre cómo funcionan estos trastornos metabólicos, él se ve en la obligación de transmitir a otros la mejor manera de manejar y luchar contra estas dos enfermedades.


Tim comenta que la diabetes no es una enfermedad incurable (refiriéndose a la tipo 2) y que, si la manejas bien, no tiene porqué matarte por sus complicaciones (amputaciones, ceguera, infartos), pero sí lo hará si no haces bien las cosas y, como tú y yo sabemos (refiriéndose a Gabriel) todo empieza por la correcta alimentación.


Gabriel le pregunta: "¿Cómo manejabas sus "lows", tus bajadas de azúcar en tus carreras?

Tim Noakes responde: ""Las "hipos" (bajadas de azúcar) no ocurren por no tomar carbohidratos, sino por inyectarse uno demasiada insulina.
Los diabéticos tipo 1 consumen demasiados carbohidratos, dice Tim Noakes. Entonces tienen que pincharse grandes dosis de insulina, las cuales, a poco que te equivoques de más, llevan a la hipoglucemia (La ley de los grandes números... grandes errores).

En los diabéticos tipo 2 es distinto. Es un tema de mucha insulina secretada durante años de tanto carbohidrato en la dieta. Tanta insulina constante, tanto estímulo repetido, genera una resistencia en las células, que "ya no escuchan" a la insulina, hasta que un día el páncreas se cansa y la glucemia se dispara y da la cara la enfermedad.
Hasta entonces, la glucemia en ayunas es un pobre marcador y retrasa mucho el diagnóstico. Muchos años antes (como le pasó a él, sin saberlo) la insulina en ayunas está alta y esto ayudaría a diagnosticar a muchos pacientes que, en unos años, desarrollarían la diabetes de forma completa.

La resistencia a la insulina hace que los niveles de glucosa en sangre sean altos y no bajos, dice Noakes. De hecho, en la diabetes tipo 2 estás incluso protegido de las "hipos", que nunca pueden ocurrir (salvo que nos sobre-dosifiquemos con insulina exógena, claro).

Gabriel pregunta: "¿Cuál es tu mayor arrepentimiento en los años previos a ser diagnosticado?

Tim Noakes: "Mi mayor error fue escuchar a los "expertos" y seguir su la alimentación "low fat high carb" (Baja en grasas y alta en carbohidratos refinados) que hoy se recomienda como el estándar "saludable".

Tim (67 años de edad) recuerda que, en su niñez, en los años 50 y 60, todo el mundo tomaba una alimentación alta en grasas (mantequilla, huevos, leche entera). Aquello era lo que todo el mundo hacía hasta los años 60. Y si te fijas en los niños de los años 60, todos o casi todos eran delgados.

Y si miras hoy a los niños el panorama es bien distinto, dice Tim.
Y la razón es la alimentación alta en carbohidratos refinados (pan, pasta, cereal, bollos, refrescos, etc)

Tras una infancia con pocos carbohidratos y más grasas, Tim comenta que luego fue a la facultad y tuvo que estudiar las enfermedades cardiovasculares en la Universidad de Ciudad del Cabo. Y allí le dijeron que para prevenir la enfermedad cardiovascular, su alimentación debía basarse en una dieta baja en grasas. Que debía evitar las grasas saturadas y debía comer margarina (un plástico de grasas trans, artificiales. Eso sí que que mata).


Y él lo aceptó y durante 35 años llevó una alimentación alta en carbohidratos y baja en grasas que, a pesar de su intensa dedicación al deporte como ultra runner, le llevó a desarrollar una diabetes tipo 2. Su padre falleció de la misma enfermedad. Tim ha heredado esos genes y, a pesar de ello, se expuso durante muchos años a esa alimentación recomendada alta en carbohidratos.

"No lo hice bien, dice.
Corría, hacía maratones, comía carbohidratos... y sólo miraba mi glucemia en ayunas.
Debería haber mirado mi insulina en ayunas, que durante años antes, ya tuve elevada, sin saberlo."

Comenta Tim la paradoja de que algunos diabéticos tipo 1 (que no tienen insulina y deben inyectársela) pueden, con el tiempo, incluso desarrollar una especie de diabetes tipo 2 al desarrollar resistencia a tanta insulina que se pinchan diariamente.
Esto se debe a las continuas ingestas de carbohidratos que les prescriben y que precisan de altas multi-dosis de insulinas diarias que, a la larga, producen resistencia a la insulina en sus células. Comenta el desafortunado mal manejo de estas DM tipo 1 con tanta insulina, convirtiendo a los pacientes en diabéticos tipo 1 y tipo 2 al mismo tiempo. Una triste paradoja.

La clave para una larga vida en los diabéticos tipo 1 (DM 1), dice Tim, es intentar comer de manera que las dosis de insulina necesarias sean las menores posibles. Eso dará una larga vida, sin complicaciones vasculares.

Gabriel pregunta:

"Entonces? Por qué los médicos nos dicen de tomar más insulina, de tomar más medicación, en lugar de intentar reducir la medicación?

Tim Noakes responde:
"Creo que hay 2 razones, una de ellas menos bonita que la otra:

1. Por un lado creo que no entienden bien el metabolismo de los tres principios inmediatos. El cuerpo humano no necesita ningún carbohidrato. Puedes tomar algunos, pero son perfectamente prescindibles. Los "carbohidratos complejos" (pan integral, por ej) son sólo cadenas de glucosas, sin más. Sólo son energía. No tienen nutrientes esenciales, necesarios para vivir.
La glucosa se mantiene en niveles normales en la sangre (y en el cerebro) aunque no los ingieras. El hígado sabe producir la glucosa necesaria mediante la gluconeogénesis, no sólo desde las proteínas sino también desde la fracción glicerol de los triglicéridos (las grasas). El hígado provee una homeostasis con una glucemia sanguínea estable, comas no no carbohidratos.

En su caso (DM 2) tiene una sobre producción de glucosa. Por eso se pregunta:
"¿Por qué quieren que tome aún más glucosa? Si me sobra y mi cuerpo la metaboliza tan mal? ¿Para qué añadir más glucosa al sistema"?

La respuesta de los expertos es que "tu cerebro necesita glucosa", lo cual es una falsa afirmación. El cerebro puede funcionar con la glucosa que le proporciona el hígado y con los cuerpos cetónicos que también proporciona el hígado. En caso contrario, los millones de personas que practican el ayuno (Ramadán, por ejemplo) o la gente que hace huelga de hambre, entrarían en coma. Y no es así. El ser humano está perfectamente preparado para afrontar ayunos, sin consecuencias.

El problema en la diabetes, especialmente en la DM 2 no es que el cerebro se quede sin glucosa (sobra glucosa en la DM2) sino el daño que tanta glucosa ocasiona en los vasos sanguíneos: amputaciones, ceguera, insuficiencia renal, infartos, etc...
Comenta que esa enfermedad obstructiva de las arterias es lo que causó la muerte de su padre. Y si quieres parar la enfermedad arterial obstructiva, lo que debes hacer es reducir la insulina.

2. La otra razón que comenta (la triste) es que la industria farmaceutica (Big Pharma) controla el adiestramiento de los médicos en diabetes.
Y a Big Pharma le interesa producir "clientes" y no le interesa gente curada, libre de enfermedad.
Esta es la clave, dice Noakes:
La medicina hoy en día es una batalla entre la gente como nosotros (Tim y Gabriel), que quermos "curar" a la gente y por otro lado la industria (y los "expertos en opinión") que van en otra corriente.

La industria y estos "expertos en opinión" quieren que sigamos utilizando muchas dosis de insulina . Necesitan "clientes".
La industria farmaceutica es el negocio más lucrativo del mundo, dice el Profesor Noaques, y de esos tratamientos, los tratamientos de la diabetes son de los más lucrativos.
El año pasado las ganancias de las industrias que manejan productos para la diabetes subieron un 20%.
El precio de las insulinas ha subido x3 en los últimos años.
¿Cómo puede ser que ahora cueste más fabricar insulina?
Es porque saben que cada día hay más gente a la que le están prescribiendo más y más insulina, dice Tim.

Y por estas frases es por la que otros compañeros médicos me critican, dice Tim. Porque no entienden la forma en la que están siendo manipulados por la industria farmacológica.


Gabriel: "Qué consejos te dieron en tu clínica de diabetes sobre cómo comer siendo un paciente con diabetes?"

Tim: Fui un niño travieso y no les hice caso.
Me documenté, estudié, aprendí y me di cuenta de que la solución era claramente una dieta baja en carbohidratos.
En la clínica diabetológica me habrían dicho de tomar las clásicas "raciones de carbohidratos". Y realmente, no hay ninguna lógica detrás de esta premisa.

Está muy claro para mí, dice Tim, que el único alimento "seguro" para un diabético es la grasa, desde su punto de vista. Incluso las proteínas pueden dar algunos problemas si te pasas. Por ello intento hacer una dieta alta en grasas saludables, moderada en proteínas y baja en carbohidratos.

Ahora es Tim el que le hace  la pregunta a Gabriel: "¿Y tú, qué te dijeron que debías comer cuando te diagnosticaron de DM 1?"

Gabriel:
Al principio, en el hospital, me daban arroz y otros carbohidratos.
Luego, si tenía hambre me decían que podía tomar un sandwich, galletas, etc...
"Simplemente pínchate la insulina necesaria para tus raciones de carbohidratos".

Me dieron una lista de alimentos que podía tomar. Pero era una lista que para mí no tenía sentido, dice Gabiel.

Tim: "¿Y por qué descubriste que no tenía sentido?"

Gabriel: "Bueno, unos amigos me dieron tu libro. Luego te busqué en internet y así me introduje en el mundo del Low Carb (Alimentación baja en carbohidratos).

Tim: "Fantástico... ¿Y cómo te empezaste a sentir cuando entraste en la alimentación Low Carb?"

Gabriel: Me hizo sentir mucho mejor

Tim: ¿Y cómo te ayudó la alimentación Low Carb a manejar tu diabetes?

Gabriel: Resultó mucho más fácil controlar mis niveles de azúcar en la sangre. Porque, antes de cambiar la alimentación, tenía que pincharme cada vez entre 12 y 15 unidades de de insulina y luego pude bajar a 6 a 8 unidades y a veces incluso sólo 3 o 4 unidades de insulina para la cena, cuando antes era la comida con más carbohidratos.

Eso lo conseguía con la dieta low carb (baja en carbohidratos). Es decir, que 3 unidades es "casi nada" comparado con compañeros míos del colegio que tienen que pincharse 18 unidades de insulina para la comida (lunch) que se toma en el colegio ya que se come un sandwich triple, dice Gabriel.

Gabriel continúa:
"A veces me pongo la insulina y si me paso de dosis, me viene un ataque de hambre y tengo que comer mucho para sentirme saciado...
Ocurre lo mismo siendo diabético tipo 2?"

Tim: "Es curioso porque los "expertos" dicen que la insulina te elimina el apetito, cuando realmente es al revés. La insulina mete rápidamente la glucosa de la sangre en las células, reduce el azúcar en sangre y almacena parte en forma de grasa, de manera que pronto vuelves a tener hambre.

Habitualmente uno ingiere carbohidratos. Se secreta insulina, baja de nuevo la glucemia (almacena en forma de grasa parte de ella, grasa no accesible para gastarla al mantenerse alta la insulina) y vuelves a tener hambre (además de engordar).
En mi época anterior, relata Tim, cuando no paraba de comer carbohidratos, no paraba de tener hambre en todo momento (los carbohidratos son comida "de corto recorrido") y esto se debía al exceso de producción continua de insulina.

Una vez empiezas a inyectarte insulina es muy difícil controlar tu peso. Irá subiendo de forma continua (lo que nos engorda es la insulina, no las calorías, eso ya lo sabíais). Y además, la insulina te hace comer más calorías porque te mantiene constantemente hambriento.

E intentamos decir a la gente que la única manera de controlar su peso es controlar su apetito (que lo dicta el hipotálamo, inducido por los niveles de insulina). Sólo de esa manera (comiendo una dieta baja en alimentos que estimulan la insulina, es decir, más rica en grasas saciantes) podrás controlar tu peso corporal, porque controlarás tu apetito, no él a ti.

Gabriel: "¿Por qué crees que los médicos dan ese consejo de adoptar una dieta baja en grasas y baja en sal?

Tim: "Es muy simple, Gabriel:  Porque en 1977 nos dijeron que la grasa engorda y
provocaba la enfermedad cardiovascular". Y es completamente falso, en ambos sentidos. Son los carbohidratos refinados los que provocan la enfermedad cardiovascular (ambos suben el azúcar y la insulina, los dos principales factores inflamatorios).
Y nosotros (tú y yo, quiere decir con el gesto) lo sabemos porque ahora (que tenemos diabetes) tenemos un riesgo mayor de desarrollar enfermedad cardiovascular. La diabetes es el factor de riesgo número uno para el infarto de miocardio (por el azúcar y por la insulina, no por el colesterol). Y no sólo en enfermedades arteriales; también está relacionado con la demencia (los AGEs favorecen el Alzheimer, que ya la llaman la diabetes tipo 3...).

Pero no es la diabetes en sí, dice Noakes, es la dieta alta en carbohidratos en las personas con resistencia a la insulina (DM 2). Son los niveles altos de azúcar en la sangre de los diabéticos (y no diabéticos pero sí pre-diabéticos, mucha población) lo que causa desarrollar un hígado graso (no alcohólico). Es esto lo que nos provoca un perfil lipídico anormal en la sangre (subiendo los triglicéridos) y lo que nos hace más propensos a enfermedades cardiovasculares.

Es la combinación de diabetes o pre-diabetes junto con una dieta alta en carbohidratos y un hígado graso lo que nos provoca las enfermedades arteriales y el riesgo cardiovascular.

Pero la gente, dice Noakes, no sabe esto. Y siguen pensando la vieja teoría de que es la grasa la que ocasiona los infartos y siguen comiendo una dieta baja en grasa y alta en carbohidratos. Y se sigue dando el consejo equivocado de que la grasa es mala.

Y la tragedia es que la industria sólo mira al colesterol total. No mira a los verdaderos causantes de la enfermedad cardiovascular (cuyo origen es inflamatorio, siendo el azúcar y la insulina los mayores agentes causales). Y si tienes un nivel de colesterol alto, la industria y las guías no dudan en iniciarte en el tratamiento con estatinas y prescribirte una dieta baja en grasas.

Y no se preguntan antes si esa persona tiene pre-diabetes (con una determinación de insulina en ayunas) o diabetes. En cuyo caso esta dieta de alimentación "light" (que será, por obligación, alta en carbohidratos) va a hacer empeorar claramente su diabetes.

Y como la mayoría de la gente de más de 50 o 60 años tiene una relativa Resistencia a la Insulina (pre-diabetes), esta dieta baja en grasa va a ser lo peor que podrían comer para su pre-diabetes y eso es precisamente lo que les va a ocasionar la enfermedad arterial.

Te dicen que la enfermedad cardiovascular está disminuyendo, con lo cual, la dieta baja en grasas funciona.


Pero no es así, dice Noakes. La mortalidad disminuye porque la gente ha dejado de fumar (además de las angioplastias, stents, cirugía de bypass y demás tratamientos que salvan vidas a los infartados).

Y ahora que la gente fuma menos, la mortalidad cardiovascular parece que desciende, a la vez que está aumentando la incidencia de enfermedades arteriales relacionadas con la diabetes.
Pero ellos prefieren "ignorar" estos datos y pretender como si no existieran.
La gente está perdiendo sus pies por amputaciones, perdiendo su vista por la retinopatía diabética, perdiendo su función renal y pasando a diálisis por su nefropatía diabética. Y nosotros pretendemos que no existen.

La alimentación es la que está causando la enfermedad cardiovascular.
Y tarde o temprano, dice Noakes, los diabetólogos tendrán que aceptar que ellos han causado esas enfermedades arteriales en sus pacientes, al prescribirles esa alimentación alta en carbohidratos y baja en grasas, termina Noakes.

Gabriel:
"¿Crees que podríamos conseguir que los médicos cambiaran las recomendaciones que están dando?"

Tim: "Mira Gabriel, esto depende de nosotros. De hacer lo que creemos correcto y seguir el consejo de algunos médicos como Neville Wellington que apoyan esta forma de manejar la diabetes y tenemos que apoyar a estos médicos.

La industria quiere "clientes", dice Noakes, no quiere pacientes curados. Es un papel de la gente, de los pacientes. Que puedan decir "NO, no vamos a escuchar vuestros consejos. Queremos ser tratados por la gente que quiere curar nuestra enfermedad, no convertirnos en clientes crónicos de la industria de las insulinas. Queremos vivir una vida larga y feliz con nuestra diabetes."



Gabriel: "¿Qué piensas del libro del Dr. Bernstein Diabetes Solution?"

Tim: "Ese libro es la Biblia. La Biblia del manejo de la diabetes, dice Tim. Cualquiera que tenga diabetes debe tener una copia y leerlo. Y deben dejarlo en la mesilla de noche leerlo cada noche. Es brillante, es la clave.
Y se trata de un hombre que ha tenido diabetes tipo 1 desde los 12 años y ahora con 82 años no tiene ningún tipo de complicaciones vasculares y está en perfecta salud. El ha probado que esta enfermedad puede manejarse sin tener complicaciones y viviendo una vida como el resto de las personas.
Y lo ha conseguido mediante la disminución de sus dosis de insulina a base de una alimentación baja en carbohidratos. Y como él, cientos de sus pacientes.

Gabriel: "¿Qué comes entre horas cuando tienes hambre?

Tim: " Suelo comer frutos secos (nueces de macadamia) o queso.


Gabriel: ¿Alguna vez caes en la tentación y tomas dulces?

Tim: Intento evitar todo lo que sea dulce. A veces me tomo una manzana, como una concesión, pero muy de vez en cuando.

Las manzanas son buenas? Claro.
Pero para un diabético que no quiere elevar mucho su azúcar, no es algo que deba comer todos los días, dice. Es más bien, una pequeña concesión. Como tomar un poquito de chocolate.
El mismo Dr. Bernstein habla en su libro de la célebre frase: "An apple a day will keep de doctor away" (Una manzana al día te alejará del doctor, aunque en castellano no rima) y seguidamente, Richard Bernstein añade: "Pues bien, yo no he tomado una manzana desde 1.970 ya aquí estoy, con mi diabetes tipo 1 a los 82 años, con unas analíticas comparables a un atleta olímpico".

En mi opinión (Yo, Jorge), prefiero la frase "An egg yolk a day will certainly keep the doctor away" (una yema de huevo al día sí que mantendrá alejado al doctor).


Gabriel: "Me gustaría que tú pudieras ayudar a los otros diabéticos a hacer elecciones saludables respecto a la comida. ¿Pero cómo podrías convencerlos para comer de forma más saludable?"

Tim Noakes: "Es una buena pregunta...
Sólo se me ocurre volver a recordar mi propia infancia, en los años 50 y 60. Porque no teníamos esos dulces y esas frutas. Para nosotros era fácil.
Y sabes, para nosotros una Coca-Cola una vez a la semana era nuestro "capricho". Hoy en día la gente se toma 3 Coca-Colas al día.



Y creo que este tipo de alimentación "azucarada" empieza en el desayuno.
Antes mis padres nos hacía huevos con bacon, con salmón, con pollo, con yogur entero (griego), con el objetivo de que les saciara durante muchas horas, de manera de que no tuvieran que comer nada en el colegio hasta que volvieran a casa (hacían 3 comidas... no cinco).
Controlabas mejor el hambre de los niños. Sólo estaban hambrientos cada 6-8-12 horas (ahora lo están cada 3-4 horas). De manera que no comían en el colegio, donde les pueden exponer a toda esta comida azucarada que queremos evitar (recordar, los carbohidratos son alimentos de corto recorrido, como echar paja al fuego. Prenden rápido pero se consumen en poco tiempo, a diferencia de un leño, que sería el equivalente a una tortilla con 2 huevos).

Es muy difícil conseguir esto. Realmente uno deber inculcar el miedo al azúcar desde edades tempranas para que lo entiendan.
Y yo incluiría el trigo, porque está en tantos alimentos  como las pizzas, pan, pasta, galletas, toda la bollería, etc.

Es realmente muy difícil, pero  los padres deben instruir a sus hijos. Cocinar su propia comida y enseñar a los hijos lo que es comida real (sin procesar) y enseñar que la pizza, el pan, no son comida real sino refinada, dice Noakes.

Es difícil conseguirlo, pero debemos dar el mensaje de "comer sólo comida real", no procesada, no refinada como las harinas de hoy en día. Comer en casa y preparar la comida entre todos, termina Noakes.

Al terminar la entrevista Tim felicita a Gabriel por su labor de difusión, mostrando en su facebook su experiencia persona como niño con diabetes tipo 1. Un ejemplo que seguramente es uno de varios que ya se están dando y que, poco a poco, se irán transmitiendo a otros pacientes, conforme la información se vaya compartiendo.


Gracias Gabriel,
gracias Profesor Noakes

51 comentarios:

  1. ¡¡Muchas gracias Jorge!! Con todo el trabajo que te metes nos ayudas mucho ( a mí porcentaje lo menos) a manejar nuestra diabetes. Mis asignaturas pendientes son reducir el vino en las comidas y fiestas (la cerveza ya casi la he olvidado), renunciar a los pasteles y la bollería, reducir también el pan, la pasta, el arroz... Y seguir disfrutando con el deporte, especialmente con las carreras de montaña. Por cierto que ya casi no tomo geles y me he olvidado del isostar... Gracias campeón!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Each year, 11,000 People Saw Their Diabetes Mysteriously REVERSED, But Even Their Doctors Couldn’t Say Why

      Until a rogue diabetes researcher solved this decades-old medical mystery…

      Start using his natural, at-home treatment to reverse your Diabetes without medication.

      For more info please click on the following link: How To Heal Diabetes.

      Talk soon.























      .

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola Jorge. Esta última entrada " metabólica" me parece equilibrada y alejada del rigorismo de la ultraresistencia de otras entradas del pasado verano. Como montañero y Endocrinologo he leído con atención todas las entradas médicas del blog( he de confesar que me fijo primero en el esqui) y me decido ahora a participar. Cierto: nuestros paradigmas terapéuticos se basan en la ciencia, la tradición, la praxis, las novedades farmacológicas.... Tenemos que aconsejar a los pacientes desde la autocrítica continua de nuestros conocimientos.
    La diabetes, la obesidad, el sedentarismo, la dieta son un terreno de juego de primer nivel para poner a prueba la veracidad de nuestras recomendaciones.
    La farmacología de la diabetes tipo 2 ha dado un vuelco en los últimos 3 años, permite hacer elecciones más fisiológicas para cada paciente y no " exprimir" sus pancreas. En la dieta y el ejercicio tenemos que mejorar lo que recomendamos a los pacientes. En esta última entrada y en las referentes al HIIT creo que vas por el buen camino.
    Animo. Opinión , debate y buena divulgación.
    Salud y buena montaña.
    Alberto

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Jorge por este impresionante artículo. Seguramente parte de ese mérito habría que dárselo a tu esposa, pues sino ya me dirás de donde sacas tiempo para tanto, por muy meticuloso que seas en administrar los tiempos. Gracias por utilizar esa mente prodigiosa y extrovertida en ayudar a los que te lo solicitan. Yo tengo un LNH y DM-2 y aunque me voy consumiendo poco a poco, estas opiniones tuyas y otras similares me ayudan a confirmar que navego en la dirección correcta y eso me da fuerza y confianza.

    ResponderEliminar
  5. Una vez más gracias Jorge,

    Hoy mismo empiezo con la alimentación LCHF, nos alargas la vida con estas entradas, gracias de nuevo. Sabes si existe edición en castellano del libro del doctor Bernstein?

    Un saludo y no cambies!

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena de nuevo Jorge por otra entrada rigurosa y bien documentada..
    Al contrario que otro lector de mas arriba, ya cada vez leo mas tus entradas de salud que las de montaña , nooooo

    Ya que estamos, me gustaría sugerir que cada vez somos mas los deportistas de gimnasio y trail los que te seguimos, y que una entrada sobre como adaptar la alimentación alta en grasas saludables a las necesidades del gimnasio, nos vendría muy bien. Suplementos de creatina, proteinas de aislado de suero, MCT, Glutamina...en combinación con este estilo de vida...Ayer me preguntaban sobre la hipertrofia muscular en esta alimentación, y les mandé a tu entrada de HISST, pero quieren mas sobre alimentación para ganancia muscular..¿es posible con este tipo de dieta?

    Muchas gracias por esta dedicación desinteresada, nos estás mejorando la vida a muchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      he leído un par de libros sobre alimentación LCHF para deportistas, pero todavía no tengo la información suficiente para hablar de ello en una entrada.

      Lo que me echa para atrás, especialmente en el último libro que me he leído "The Low carb athlete" es la cantidad de suplementos (con la marca y todo y la dirección web donde comprarlo) que aconsejan tomar.
      Que si el VESPA, la creatina, protein shakes, glutamina, MCT y muchos otros que no recuerdo... Buff..

      Yo sólo quiero comer sano. Comer una alimentación anti-inflamatoria que me mejore el rendimiento y que contrarreste el efecto inflamatorio del deporte y me ayude a mejores recuperaciones tras ejercicios largos (lo cual lo estoy expermientando, me recupero mucho mejor en 24h que antes tras las palizas).

      Intentaré hablar de los beneficios del metabolismo de las grasas versus el de los azúcares, pero creo que no entraré en los suplementos y en todas las pequeñas ayudas para las carreras.

      Creo que la gente que está en el mundo del ultra endurance, iron-mans ,triatlones y demás ya conoce en sus foros la última novedad sobre qué tomarse el día anterior o durante la carrera o antes o después de la carrera.

      No compito y no voy tan a límite del rendimiento. Veo el deporte como algo saludable y que espero me dé una larga vida sin enfermedad. Pero no busco batir récords de performance en carreras.

      Pero bueno, me iré informando.

      Gracias por el comentario,

      Jorge

      Eliminar
  7. Sin querer entrar en polémica, pero si el profesor Tim Noakes este dice que su diabetes es debida al alto consumo de hidratos durante su vida, pero dice que en su infancia en los años 50-60 sus padres le alimentaban con una dieta alta en grasas, entiendo que sus padres de una generación anterior también han llevado una alimentación alta en grasas, pero su padre sufrió también de Diabetes a pesar de todo...

    Quiero decir que como está tan seguro que su diabetes es por los hidratos y no por genética heredada de su padre?

    Y si sabemos que el tabaco produce cáncer de pulmón a ciencia cierta, porque no se puede ser tan contundente en la relación Carbohidratos-Diabetes? Porque la industria tabacalera será tan fuerte como la farmacéutica y tampoco tendrían mucho interés a que saliera a la luz los efectos nocivos del tabaco...

    Recomendaciones tan categóricas, como lo de no probar fruta, me hacen dudar mucho... Me suena un poco como las restricciones sectarias... "si haces esto, vas a vivir eternamente..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver,
      lo que comenta de la fruta es sólo para los diabéticos.
      En gente normal (no diabética) nunca me oirás decir que la fruta es mala o que hay que restringirla. Al revés.

      Ojalá la gente tomara más fruta y menos refrescos o tanta comida procesada.
      Eso sí, la fruta, entera, mordida. No su zumo lleno de fructosa y sin la fibra.

      Otra cosa es que uno tenga sobrepeso y quiera perder peso.
      Entonces la fruta tendrá que moderarla, especialmente las de mayor cantidad de carbohidratos como plátanos y uvas. Pero en general, la fruta es muy saludable, claro.

      Otra cosa es en los diabéticos, como es el caso del Dr. Noakes y de Gabriel.
      Son personas intolerantes a los carbohidratos y cada vez que los ingieren tiene que compensar con dosis de insulina, de manera que una forma de no tener que ponerse tanta dosis repetida de insulina es reducir la ingesta de carbohidratos y en éstos se incluye la fruta.

      Puedes ser un diabético y tomar fruta, pero cuanta más fruta tomes más insulina deberás pincharte o tomar. Y en general, el manejo que ellos hacen (como el Dr. Bernstein y sus cientos de pacientes) se centra en reducir los carbohidratos para así reducir las dosis de insulinas.

      Respecto a cómo se desarrollan los dos tipos de diabetes, que comentas.

      La diabetes tipo 1 o infantil ocurre prácticamente independientemente de que durante tu niñez tomes o no azúcares. Hay un mecanismo inmunológico de etiología todavía poco conocida aunque hay muchas hipótesis (las causas son multifactoriales y la dieta moderna estoy seguro de que influye al aumento de su incidencia actual) y se destruyen las células Beta del páncreas, que son las que producen insulina. Estos pacientes necesitan insulina exógena de por vida para poder vivir.

      En el caso de la diabetes tipo 2, donde la herencia juega un papel mucho más importante que en la tipo 1, ésta se desarrolla de forma silente, durante la edad adulta, de forma progresiva, conforme la ingesta continua de carbohidratos induce la continua secreción de insulina. Una secreción continua que induce, con el paso de los años, una resistencia de las células a tanta insulina continua y, finalmente, desarrollan una diabetes tipo 2 y el azúcar se eleva a niveles muy altos.

      El padre te Tim, en los años 50 y 60, seguramente comería más mantequilla y huevos y menos azúcares refinados, porque en esa época apenas existían. Pero en los años 70 y 80 estos carbohidratos refinados empezaron a invadir la dieta occidental y el exceso de carbohidratos disparó las tasas de diabetes en el mundo occidental. En los años 50 y 60 las tasas de diabetes tipo 2 eran mucho menores que hoy en día y la invasión de la comida procesada y los azúcares refinados sustituyendo a las grasas (con la fobia a las grasas que nos inculcaron) han sido el principal agente causal.

      La fruta es buena.
      Si eres diabético, puedes elegir. Más fruta, más insulina. Menos fruta y más grasa, menos insulina y mejor control.

      Si no eres diabético ni eres obeso, viva la fruta.

      Un saludo,

      Jorge

      Eliminar
  8. Hola Jorge,

    Cómo sé si estoy en un estado de pre-diabetes? Cuáles son los síntomas?

    Gracias mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      la mejor forma de saber si estás en un estado de pre-diabetes o estás desarrollando resistencia a la insulina (que son sinónimos), además de mirar si tienes "tripa" es hacerte una analítica en la que incluyas la glucemia en ayunas, la insulina en ayunas y la Hemoglobina Glicada HbA1c.

      La glucemia en ayunas debería ser inferior a 100 mg/dl.

      Pero hay personas con glucemias de 99 mg/dl a base de secretar mucha insulina y es en esos años previos a desarrolar la diabetes tipo 2 donde la alta insulina no permite que la glucemia (azúcar en la sangre) suba por encima de 100 mg/dl, retrasando el diagnóstico (diabetes = glucemia superior o igual a 126 mg/dl en ayunas).

      Por eso es conveniente pedir la insulina, que debería estar entre 2 y 20 microU/ml.

      Yo tengo 3.33 microU/ml. Mejor tener 10 que tener 15 y mejor 15 que 20. Por encima de 20 estás secretando mucha insulina (seguro que tienes tripa) para poder mantener los niveles de azúcar a raya.

      La HbA1c da una estimación de tu glucemia media de los últimos tres meses. Idealmente debería estar por debajo de 5.7.

      Aparte del aumento de la "tripa", la insulino resistencia o pre-diabetes no da otros muchos síntomas, por eso, en caso de sospecharla (aumento del perímetro abdominal) conviene realizarse esos análisis.

      El tratamiento y la prevención?
      Muy sencillo, reducir los azúcares refinados (azúcar, zumos, refrescos, comida procesada, pan, dulces, etc) y aumentar las grasas saludables (huevos, aceite de oliva, frutos secos, mantequilla, pescado, olivas, etc) y tomar carbohidratos no refinados tipo verduras, hortalizas y legumbre.

      Un saludo,
      Jorge

      Eliminar
  9. Jorge:

    Me interesa mucho este tema y te sigo con mucha atención. Mira que articulo acabo de leer y que cosas dicen:

    http://www.lavanguardia.com/vivo/nutricion/20170130/413631677969/como-dejar-de-picar-comida-basura.html


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bufff... qué cantidad de despropósitos en tan pocas líneas...

      Atención a la frase:
      “La grasa es el nutriente que menos sacia, así que potencia las comidas cocinadas de forma ligera, acompañadas de una fracción de cereales o legumbres para aportar suficiente energía y no te olvides de añadir carne, pescado, huevos o legumbres por el mayor poder saciante de las proteínas frente a las grasas o los carbohidratos”

      Precisamente el macronutriente que más sacia es la grasa.
      No estimula apenas la insulina, con lo que toda esa energía se mantiene para su uso durante toda la mañana.
      Habla de añadir carne, pescado o huevos, los tres buenas fuentes de grasa animal (además de proteínas).

      Son los carbohidratos (incluso los "cereales integrales" ... con su fibra) los alimentos de más corto recorrido.
      Inducen un rápido ascenso de la glucemia y el posterior ascenso de la insulina, de manera que la mita de esa glucosa se almacena en forma de grasa, desciende rápidamente la glucosa en sangre y tenemos hambre de nuevo a las 3-4 horas.

      Que las grasas no sacian y los cereales integrales sí... bufff...

      Lo vemos con los niños.
      Si les das cereales para el desayuno piden ya el bocadillo a media mañana.
      Si les das una tortilla de huevos y queso, se quedan sin hambre hasta la comida.

      En fin... la demonización de las grasas y los tan cacareados "cereales integrales" es algo que tardará en cambiar.

      Un saludo,
      Jorge

      Eliminar
  10. Hola Jorge,

    Hace años que leo tu blog, pero sólo leía la parte del tiempo. Ultimamente me he empzado a fijar en las entradas sobre el LCHF. Llevo años siguiendo esta dieta para perder peso. He tenido éxito cuando la he seguido a rajatabla. Pero es dificil (me gusta mucho la pizza!) Tengo dos hijos y en los embarazos tuve diabetes gestacional, aun que no me lo diagnosticaron hasta el segundo embarazo. En el primer embarazo me daban unos bajones de azucar que me temblaba todo el cuerpo y me sentía fatal, pero no sabía lo que era eso. En el segundo embarazo me hicieron la prueba de la glucosa y ahi me lo detectaron, y me recomendaron bajar las calorias. No recuerdo si recomendaron bajar los hidratos pero creo que si. Mi hijo nacio de 8 meses y pesando 3 kilos.
    Me dijeron despues del parto que a partir de los 40 años fuera al endocrinólogo, pero nunca fuí. He ido cogiendo algunos kilos y a veces muy esporádicamente me daba alguna hipoglucemia. El nivel de glucosa en ayunas lo he tenido alrededor de 100 pero mi médico me decía que estaba bien. Y como quería perder empecé la dieta Atkins. Tengo que decir que me siento muy bien cuando la estoy haciendo bien. Y que ya no he tenido esas hipoglucemias. En cuanto a perder peso es difícil porque ya tengo 53 años y trabajo bastante, no me privo de comer necesito energía. Mido 1'55 y peso 66 kilos. Yo creo que si hubiese seguido comiendo hidrato hubiese desarrollado diabetes tipo II. De hecho tengo antecedentes familiares. Y cuando habla el Dr. Noakes sobre la resistencia a la insulina, me parece que a mi me ocurre esto. Cuando me dan esos bajones creo que he segregado demasiada insulina y me ha bajado la glucosa por debajo del nivel normal. He intentado hablar esto con mi médico pero no es facil decirle que comes "tanta grasa"!

    ¿Tú qué opinas?
    Muchas gracias por tu blog y por difundir tus ideas en España!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nina,

      dices que tienes bajones debido a hipoglucemias, pero en ningún momento te has pinchado en el dedo para ver realmente que tenías la glucosa baja (por debajo de 50 o 60 mg/dl), no?

      Tienes una glucemia en ayunas de 100 mg/dl. En mi opinión demasiado alta, en el límite. Aunque estés en ayunas, puede que esté alta si has dormido mal o poco o has tenido una mañana estresante o alguna discusión. El cortisol (la hormona del estress) sube el azúcar y por eso puede darte una falsa glucemia elevada.

      De todas formas, con una glucemia de 100 mg/dl en ayunas, yo me miraría la insulina, no vaya a ser que esté por encima de 20...

      Si tienes resistencia a la insulina, lo normal es que tus células "resistentes" no dejen entrar a la glucosa y, por ello, no deberías tener hipoglucemias, sino todo lo contrario.
      Hoy en día poca gente tiene hipoglucemias. Lo que hay es mucha hiperglucemia constante en nuestra sangre.

      No hace falta decirle al médico que comes mucha grasa. Puedes decirle la verdad, que tus gramos de cargohidratos, proteínas y grasas están repartidos de forma homogénea.
      De esa forma, si digamos tomas 125 g de carbohidratos ( x 4 = 500 calorías) otros 125 g de proteínas ( x 4 = 500 calorías) y otros 125 g de grasas ( x 9 = 1.125 calorías), aunque tomes la misma proporción en gramos, estarás tomando un 55% de las calorías a partir e las grasas, un 22% a partir de proteínas (perfectamente saludable) y un 22% a partir de carbohidratos (también perfectamente saludable, aunque el dogma actual nos recomiende inflarnos a carbohidratos).

      Si tienes antecedentes familiares de diabetes tipo 2, la mejor manera de prevenir su desarrollo es la que comentamos en este blog: reducir los azúcares refinados (zumos, dulces, comida procesada, pan, pasta) y aumentar el de grasas saludables, que te saciarán más. Y que tu fuente de carbohidratos sean los de más fibra: verduras, hortalizas, legumbres, etc.

      Piensa la sociedad de hoy en día. Las tasas de obesidad, hipertensión, diabetes y enfermedad cardiovascular son altísimas comparadas con hace 50 años.
      Los responsables (aunque se tardará en aceptar esto) no son las grasas. Son los niveles altos de insulina en sangre (insulino resistencia).
      La insulina nos engorda (es la hormona almacenadora de grasa por excelencia y la que regula el peso fijado en el hipotálamo, el que nos da el hambre).
      La insulina nos sube la tensión (induce la retención hidro-salina en el riñón. No es la sal la culpable. Es la insulina).
      La insulina en exceso es lo que define la diabetes tipo 2.
      La insulina alta es parte del síndrome metabólico y es responsable de las anomalías metabólicas (triglicéridos altos, HDL bajo, inflamación) asociadas a las enfermedades cardiovasculares.

      Ten la insulina baja y vivirás más y mejor. Reduce los carbohidratos, separa tus comidas y, de vez en cuando, haz algún ayuno de 18 o 24 horas. Muchas culturas lo hacen... y saben bien lo que hacen.

      Un saludo,
      Jorge

      Eliminar
  11. Hola Jorge,

    Haces ayunos? Cómo se hacen, bebiendo sólo agua, caldos e infusiones? Me gustaría probar pero me da respeto...

    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      no hago ayunos porque no me hace falta. Si con lo que he perdido de peso con la LCHF, si encima hago ayunos me echarán de casa! Más delgado no he estado antes!

      Y menos aún con una insulina en ayunas de 3.33, muy baja.

      Pero si tienes una insulino resistencia, obesidad, diabetes tipo 2, los ayunos son una de las mejores terapias.

      En mi hospital, un adjunto lleva 2 meses en los que se ha quitado el pan y ayuna un día a la semana. Ha perdido 6 kg y se encuentra de maravilla.

      Los puedes hacer de 18 horas, de 24 horas, de 35 horas.
      Puedes tomar tés, infusiones, café, agua con limón, etc.

      La mejor forma de empezar es cenar un día relativamente pronto y, al día siguiente, no desayunar ni comer, de manera que al cenar, hasbrás estado 24 horas en ayuno. Parece mucho pero realmente todos tenemos 10 horas de ayuno por la noche y piénsalo, sólo te habrás saltado 2 comidas, el desayuno y la comida. No es tanto.

      Hay gente que le coge el gusto (va perdiendo peso) y hace ayunos de 36 horas.
      Es decir, tras cenar e irte a dormir, al día siguiente no comes nada. Sólo tomas algún té, agua, infusión (sin azúcar, claro). Ese día tampoco cenas y te acuestas y, al día siguiente, desayunas normal, habiendo pasado 36 horas de ayuno.

      Como explicamos en otra entrada. Si uno quiere perder peso es la mejor alternativa.
      Querer perder peso comiendo menos cada día no sirve. El metabolismo basal se va adaptando y el cuerpo va ahorrando y consumiendo menos, con lo que dejamos de perder peso.

      Pero en el ayuno, lejos de bajar, el metabolismo aumenta! Eso es lo que mucha gente desconoce. El cuerpo te da energía para "cazar un nuevo animal" porque piensa que tu comida se ha terminado y debes de volver a conseguir una nueva presa.
      Por eso aumentan la hormona de crecimiento, la adrenalina y aumenta la agudeza mental y la quema de grasas, preservando el músculo. Es lo que el hombre ha hecho durante millones de años, ayunar. Ahora sólo hace que comer, comer y comer. Y así está la población, toda medicada con 2, 3, 4 o más medicamentos.

      El cuerpo es sabio y, si lo tratas bien, sabe curarse a sí mismo.
      Dale periodos de comida natural y dale periodos de descanso, de ayuno. Ambos son necesarios para la salud.
      Hoy vivimos en un estado anabólico constante, comiendo a todas horas.
      Nunca en la historia de la humanidad uno abría una puerta (la de la nevera) y tenía tanta comida disponible todos los días a todas horas...

      Muchas culturas ayunan. Es beneficioso.
      Yo no lo necesito, pero sí que intento hacer un máximo de 3 comidas al día. No más.
      Y algún día he venido al hospital en ayunas y he pasado una consulta intensísima de 9 a 14 horas... con una lucidez increíble.
      La comida amuerma. El ayuno despeja.
      Hay multitud de libros al respecto.

      Te gustará la experiencia,
      Un saludo,
      Jorge

      Eliminar
    2. Gracias Jorge, voy a probar, supongo que los días de ayuno no será recomendable hacer ejercicio, es así?

      Un saludo y gracias de nuevo máquina!!!

      Eliminar
  12. Muy buenas, una vez más,
    por compartir y divulgar. He reenviado tu trabajo a dos compañeros diabéticos, seguro que les resulta interesante. De hecho, uno se pasa el día comiendo porquerías y tomando coca-colas, dice que le hace falta, creo que no tiene remedio..
    En lo relativo a todo lo que comentas de cómo los carbohidratos refinados son nocivos para el organismo y las grasas buenas, mi compañera, que lleva años yendo a una naturópata formada en China, le comentó algo acerca de todo esto y le respondió que "eso se sabe hace mucho tiempo". La cuestión es que, es sorprendente que alguien que no es médico (aunque con una formación muy sólida en nutrición) está al día de todo esto, al contrario que muchos profesionales de la medicina. De hecho, mi compañera ha mejorado mucho de sus problemas de intestino, entre otros, desde que sigue sus prescripciones. Eso sí, los alimentos que le manda tomar (pasta de almendra, semillas, amaranto, etc) están más en la línea de grasas vegetales que grasas animales, las cuales parece ser que no le van muy bien.
    Por último, te quería preguntar si tienes algún calendario de charlas sobre aludes, ya que no pude ir a la de Araia.
    Un saludo!
    Anton

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antón,

      perdona que no te contestara antes.

      Se me acumulan los correos en gmail y los comentarios del blog.

      Daré una charla de aludes en Panticosa el sábado 18 de febrero por la tarde.

      La anunciaré en el blog,

      Un saludo,

      Jorge

      Eliminar
  13. Hola Jorge, solo te quería realizar una petición, ¿hay algún libro que nos puedas recomendar para seguir esta dieta baja en Carbohidratos?, algo así como un manual o un recetario para saber que incluir y que no en una dieta que aunque sea baja en carbohidratos no los restringe, hasta que punto hay que reducir su ingesta, ya que supongo que dependera de la edad, estado fisico, nivel de actividad etc. Necesito saber si por ejemplo las legumbres que siempre he apartado de mi dieta son o no Carbohidratos y en que medida hay que consumirlas o no, yo sigo una dieta baja en carbohidratos y grasas y alta en proteinas ademas de realizar una actividad física diaria alta. En mi familia aunque delgados tenemos un problema de hipercolesterolemia, y en su día me dijeron que no se disparaba mi colesterol gracias a que realizo esa actividad física y eso que mi ingesta de pan, pasta refinados y elaborados es practicamente residual desde hace unos años.
    Espero haberme sabido explicar.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José,
      de momento todos los libros que he leído o escuchdao (audio books) son en inglés.

      Creo que del libro Why we get fat de Gary Taubes hay traducción al español: "Por qué engordamos y qué hacer al respecto". Aún no lo he podido leer porque todavía estoy con su libro predecesor "Good Calories Bad Calories" que es muy, muy denso....

      En la página web dietdoctor hay un apartado de un pdf en español. Lo puedes encontrar y pinchar en el lateral de este blog. Hay una foto de alimentos en cuya cabecera pone: GRASA BUENA. AZÚCAR MALO (PDF EN ESPAÑOL).

      La cantidad de carbohidratos es muy personal.
      Si uno tiene sobre peso es mejor reducirlos de forma importante y tomar entre 50 y 100 g de cargohidratos diarios. Para el resto de la gente, una ingesta de 100-150 g de carbohidratos es saludable (la mayoría de la gente con la alimentación occidental llena de comida azucarada y procesada se pasa de los 350 g de carbohidratos al día seguro).

      Yo tomaría verduras y hortalizas sin límites y alguna legumbre un par de veces por semana o así (lenteja, garbanzo, judía blanca, etc). Fruta entera (no su zumo) una vez al día (menos frecuentemente si uno es obeso) evitando plátanos, quizás.

      El colesterol total no desciende con el ejercicio físico que yo sepa. Incluso puedes aumentarlo al aumentar el componente HDL (el bueno).
      El riesgo de enfermedad cardiovascular no tiene relación con tu colesterol sino con unos triglicéridos altos unidos a un HDL bajo.
      Ambos parámetros los mejorarás reduciendo tu ingesta de azúcares refinados y aumentando el de grasas saludables.

      Un saludo,

      Jorge

      Eliminar
  14. Hola Jorge,

    Yo todavía hay una cosa que no entiendo fisiologicamente hablando, ¿como es posible que el exceso de carbohidratos lo almacenemos en forma de grasa, y el exceso de grasa no se almacene? ¿donde va el exceso de grasas salusables que podemos comer en una dieta LCHF?
    Yo creo que me he estabilizado en peso (he perdido casi 3 kg de grasa), pero no entiendo que con la cantidad de grasa saludable que estoy metiendo, esta no se almacene..

    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      en todo el torrente sanguíneo (nuestros 5 litros de sangre) todo el azúcar que hay equivale a 5 gramos de glucosa, es decir, una cucharilla de té...

      Imagínate lo que hace el cuerpo cuando le meten 100 g con una cocacola o un bocadillo.
      La insulina sube al cielo para apagar el incendio. Parte de esa glucosa la mete en las células para energía inmediata. Parte la mete en músculo e hígado para almacenamiento como glucógeno, pero estos depósitos solemos tenerlos llenos o casi llenos. Con lo que el resto, se transforma en el hígado en triglicéridos y queda almacenado en forma de grasa. Energía "para el invierno".
      Energía que, mientras la insulina esté elevada, no tendrás acceso a utilizar.

      De forma que, de las, digamos 300 calorías, la mitad las has quemado o almacenado en glugógeno y la otra mitad las has metido "a plazo fijo" en el banco (de la grasa), sin acceder hasta la jubilación (el invierno que nunca llega).
      Con lo que, en pocas horas, vuelves a tener hambre (La mitad de tu nómina se la ha quedado el banco... guardada a plazo fijo, sin dejarte acceder a ella).

      Sin embargo,
      si te tomas una tortilla, o mantequilla o nata, etc, la gran mayoría de esas calorías se utilizan como energía para el las actividades del día, respirar, andar, genera calor, etc. Apenas se almacena nada. Vas utilizando la energía en las siguientes 6-8-10 horas. Toda la nómina es para ti, para gastarla. No se almacena en el banco a plazo fijo. Aguantas hasta final de mes sin hambre, sin necesidad de snacks.

      Es lo fisiológico, lo normal en nuestra especie durante miles de años. Comer cuando hay commida. Ayunar cunado no la hay. Comer una vez al día, o dos.

      No comer azúcares 5 veces al día y bienvenida sea la epidemia de obesidad-diabetes, llamada ahora diabesidad.

      Un saludo,

      Jorge

      Eliminar
  15. Mas claro : !! agua ¡¡¡

    Perfectamente explicado, a comer grasa sana se ha dicho...pero una cosa te digo Jorge, aunque sea muy poco, la mantequilla en pan , que también hay que disfruta un poquito ¿no???

    ResponderEliminar
  16. La verdad que leyendo este blog, que me parece estupendo, parece que por comer unas galletas en el desayuno o un poco de pan en la comida nos vaya a salir diabetes o a reventar el corazón... :(

    Aún así gracias Jorge por tu dedicación infinita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja,
      no es para tanto, hombre.

      Aquí me estoy refiriendo exclusivamente a los diabéticos.
      Los diabéticos son personas que podríamos llamar "intolerantes a los carbohidratos" y ese en ellos donde una reducción de los mismos les hará la vida (metabólicamente hablando) más sencilla.

      El resto de las personas tienen una sensibilidad a la insulina adecuada y pueden tolerar carbhidratos sin problemas.
      Otra cosas es sobrecargar toda la vida al cuerpo con carbohidratos refinados, que es lo que hace que tengamos una epidemia de diabetes tipo 2 en los adultos (siendo que la mayoría de los diabéticos tipo 2 en el mundo... no saben que lo son!)

      No pasa nada por comer un poco de pan o unas galletas.
      Pero que no te diga nadie que por tomar 2 huevos te va a dar un infarto por el colesterol.
      Más bien es al revés, el infarto lo tendrán las personas que abusen de los carbohidratos durante su vida adulta. Son los niveles altos de azúcar y de insulina en sangre los iniciadores del daño endotelial y la proliferación vascular que inica la placa de ateroma, no el colesterol.

      Pero esta visión todavía tardará en calar. No interesa ni a la industria alimentaria ni a la industria farmaceutica. Necesitan clientes, no gente curada, como dice Tim Noakes, con mucho acierto.

      Un saludo,

      Jorge

      Eliminar
  17. Oye, ¿y si quieres frenar la pérdida de peso? Ahora como 3 veces al dia (no 5 como antes), meto muchas mas calorías, y sigo perdiendo peso , poco a poco, pero ya no quiero seguir bajando...¿equilibro metiendo un poco mas de carbohidratos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      eres de las pocas personas que, comiendo todo lo que quiere y aumentando calorías, me pide no perder peso, jaja1

      Por su puesto, puedes aumentar tu ingesta de carbohidratos. Pero idealmente que sean carbohidratos no refinados. Es decir, yo no aumentaría los zumos, ni los dulces, ni los refrescos ni el pan ni la pasta.

      Si quieres ganar peso aumentaría las legumbres, los tubérculos (la patata), la fruta (entera) e incluso algo de arroz.
      Pero me parece saludable que sigas haciendo 3 comidas al día en lugar de cinco, para mantener periodos de insulina baja y no favorecer el estímlo repeititivo, que induciría la formación de resistencia a la insulina.

      Tu constitución delgada es un don, aprovéchalo.
      En tu lugar, intentaría aumentar tu masa muscular, que es lo que da mayor longevidad al resto de tus órganos. Haría una sesión semanal de HIST (High Intensity Strength Training) en gimnasio con aparatos o en casa con tu propio cuerpo.

      Incluso puedes tomarte alguna cerveza de vez en cuando para engordar! jaja

      Gracias por tu comentario,

      Un saludo
      Jorge

      Eliminar
  18. ja ja ja, muy bueno Jorge ¡¡¡, la verdad es que ya hago pesas y estoy "cachas", pero mi cuerpo le ha cogido el tranquillo a esto de consumir grasas y me va a dejar en los huesos y en los musculos...yo bolleria ni hablar, pero legumbres aumentaré a dos dias y como dices algo de arroz.
    Oye he encontrado esto sobre la mantequilla, http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/2017/01/30/224913.php?wt_mc=emailing_20170203_lomejor

    Algo está empezando a cambiar , igual has tenido algo que ver..

    Muchas gracias Jorge por tu blog, y por tus comentarios y respuestas

    ResponderEliminar
  19. Hola Jorge:

    Felicitarte por todos estos artículos y el blog en general. Me he apuntado a la dieta baja en carbohidratos, haber que tal me va.
    Ya sé que aconsejas eliminar en la medida de lo posible el pan, pero me gustaría que nos dieras tu opinión sobre el pan de espelta... dicen que es un cereal que no se ha transformado, ¿es cierto?... he de reconocer que en la dieta que he comenzado esta semana, sigo pecando en el desayuno, con dos rebanadas... que voy hacer,soy débil. Gracias de antemano por tu respuesta y te animo a que sigas ilustrandonos sobre la correcta alimentación y el ejercicio. Un saludo. José Miguel Rodríguez

    ResponderEliminar
  20. http://elpaissemanal.elpais.com/documentos/nutricion-dieta-mediterranea/

    ResponderEliminar
  21. Hola a todos,
    Pregunta para Jorge o cualquier persona que me pueda aconsejar: mi mujer acaba de ser diagnosticada de diabetes gestacional (25 semanas). Lleva cuatro meses con alimentación baja en hidratos pero sin ser muy restrictiva. El endocrino supongo que la pondrá un tratamiento con dieta en la que seguro incluye más hidratos de los que toma habitualmente, y por otro lado he leído que existe un alto riesgo para el sistema neurológico del feto si la madre crea cuerpos cetónicos durante su embarazo. Que lío !!!...vuelve a tomar más hidratos ?...o sigue así ?
    Gracias a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      los cuerpos cetónicos de la madre son beneficiosos (no perjudiciales) para el desarrollo del cerebro del feto.
      Una diabetes gestacional se maneja tomando una alimentación baja en carbohidratos, evitando el pan, la pasta, el arroz, los zumos y demás bebidas azucaradas.

      Puede tomar todas las verduras y hortalizas que desee y también alguna frutas, sin pasarse (no sus zumos).
      Las legumbres también son una buena fuente de carbohidratos.
      El resto de la alimentación puede ser alta en grasas saludables. Yo no pasaría de 50-100 g de carbohidratos al día. Los reduciría.

      El problema en una diabetes gestacional es el exceso de azúcares, con lo que cuanto menos carbohidrato coma, mejor para el bebé.

      Lo puedes ver en estos vídeos del dr. Tim Noakes

      https://www.youtube.com/watch?v=vKI39cojExE&t=733s

      https://www.youtube.com/watch?v=B_E3mqcm4qU&t=20s

      https://www.youtube.com/watch?v=UdpQf4rM1iQ&t=11s

      Eliminar
    2. Muchas gracias por tu respuesta Jorge.
      Lo perjudicial de los cuerpos cetonicos o cetosis lo leí en el libro mama come sano de Julio Basulto y en varias webs paleos, dicen que los cuerpos pueden atravesar la placenta y hay estudios que señalan trastornos posteriores en las conductas de los bebés o algo así; al verlo e varios sitios pensé que tenían razón.
      Gracias de nuevo

      Eliminar
  22. Me pongo de pie y te aplaudo, relamente muy bueno tu blog. Soy diabetico tipo 2 y cambie mi alimentación hace 2 meses por una elevada en grasas. Despues de leer tu blog estoy conciente de que es el camino correcto. Muchas gracias por la imformación, solo acotaria que incorporaras una función para descargar los articulos en pdf y poder leerlos en tus tiempos libres..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias lector DM tipo 2 por tus líneas.

      Gracias José Miguel por el enlace del conversor!

      Un saludo,

      Jorge

      Eliminar
  23. Un enlace a un estudio de Noakes.
    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24148165

    ResponderEliminar
  24. que os parece esto ???

    Para volverse loco....ahora una dieta alta en grasas saturadas eleva el factor de riesgo de sufrir diabetes t 2

    http://www.abc.es/sociedad/abci-alto-consumo-grasas-saturadas-origen-animal-aumenta-riesgo-sufrir-diabetes-tipo-2-201702161428_noticia.html

    http://www.patiadiabetes.com/mas-grasas-saludables-menos-hidratos-carbono-reducir-riesgo-diabetes/?utm_source=JUAN%20REVENGA&utm_medium=JUAN%20REVENGA&utm_term=Juan%20Revenga%20-%20Grasas%20saludables&utm_content=Juan%20Revenga%20-%20Grasas%20saludables&utm_campaign=Juan%20Revenga%20-%20Grasas%20saludables

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, la leche materna, llena de grasa saturada, aumenta el riesgo de DM 2, verdad?

      En fin.
      La demonización de las grasas naturales es una lacra de la que costará salir...

      Eliminar
  25. Hola, soy enfermera de pediatría de un hospital público de Mallorca.Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que divulgas en nutrición .Cuando he leído este post he llorado de alegría al ver que cada vez más se van abriendo los ojos y cambiando el paradigma grasofóbico, cerealista, etc.. Trato niños con debut diabético y descompensaciones diabéticas (el más pequeño de 12 meses) casi cada día y aquí los endocrinos pediátricos siguen con las pautas convencionales de 45-60 % de H de C, bajo en grasa, 5 comidas al día cada 3hs, cada vez más insulina, carbos refinados,etc.... lo podrás imaginar!!!!.Y yo les cuestiono, pero no quieren cambiar.A los padres que también cuestionan estas pautas les doy información, les hablo del Dr Berstein, de su ley de las pequeñas cifras, etc....Mi pregunta es si tú pautas dietas diabéticas bajas en H de C a tus niños , y si es así , ya lo tenéis protocolizado en el hospital? .Me interesa mucho poder tener vuestra experiencia en este tema para comentarlo en mi unidad de pediatría.Un saludo y adelante!!!!
    Ahh, por cierto en casa hacemos dieta baja en carbohidratos, sin refinados y alta en grasas saludables!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juana,

      de momento en mi nuevo hospital llevo una consulta de nutrición donde llevo a niños con sobre peso y con obesidad pero no me encargo de los diabéticos.

      No creo que a día de hoy haya ningún servicio de pediatría en España que haga una dieta baja en carbohidratos para niños diabéticos.

      La gente sigue las normas oficiales y va a ser difícil que alguien se aparte de ellas, pues lo de las raciones de CH son como un dogma.
      Como lo de que la grasa engorda o que el huevo tiene colesterol y es malo.

      Las harinas refinadas son dañinas en general pero son aún peores para los obesos y para los diabéticos.
      Costará mucho cambiar esto, pero sabemos de muchos diabéticos (tipo 1 y tipo 2) que ya lo están haciendo.

      Reducen sus dosis de insulina a menos de la mitad.
      A la industria de las insulinas (que financian los congresos de diabetes) no les va a gustar perder clientes.

      Pero los buenos médicos queremos gente curada, no clientes, no?

      Un saludo y gracias!

      Jorge

      Eliminar
  26. Gracias por tu respuesta, habrá que esperar unos años!!! Pero no desistiremos!!!
    Conozco varios padres, que han obligado a bajar raciones de H de C , y por tanto, unidades de insulina, a su endocrina.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  27. Buenas, mi marido tiene diabetes tipo 1 desde los 17 años, ahora tiene 33. No ha conseguido nunca controlar la diabetes, y estamos ya en un plan de "me rindo"...

    hace unos 3 o 4 años empecé a animarlo ya que empecé a estudiar un curso de dietética y nutrición y tenia "nociones básicas" y conseguimos bajar en la tabla de 9 a 7,2.

    Al ver que se quedaba en el ranking en 7 y de ahí no bajaba, decidimos: "venga, vamos al médico, vamos a ponernos estrictos con la dieta, etc. Nos han dado dietas y nos han vuelto a "enseñar" (pq resulta que le dijeron que no se lo habian explicado bien) a cómo calcular la dosis de insulina que se tiene que pinchar según los HC que coma. empezamos a hacer una dieta estricta (toda la comida pesada (Kg)) que nos recomendaron en el hospital (50-60% HC), pero el resultado fue desastroso... imposible controlar la diabetes, subidas y bajadas exageradas, no sabíamos ya que hacer, era imposible seguir la dieta porque la cantidad de insulina (1u x 10g HC) nos obligaba a después tener que comer más HC o bien menos...no sé cómo explicarlo... un día le afecta de una manera (por ejemplo una subida) y otro dia comiendo lo mismo le afecta de otra (bajada) pinchandose exactamente los mismo... se supone que se pincha 7rapida desayuno -16mezcla para comida -7rapida mas 32 de 24h cena. Me parece muchisima insulina...

    Empezó a volver a subir en la tabla...seguimos acudiendo al enfermero que nos guiaba y le comentamos lo que pasaba y la respuesta fue: "¿hace ejercicio hasta que no haga ejercicio cada día será imposible controlar la diabetes, eso es lo que os falla". Mi marido pasa 8h sin parar de pie todas la mañanas moviéndose de un lado a otro (antes en una farmacia, ahora en un almacen) de manera que no tiene un trabajo sedentario, dudo que sea por la falta de ejercicio...

    el caso es que la última analítica fue un 7,8.... la dieta del hospital no funcionó... los médicos nos dicen que no nos lo tomamos en serio, que lo hacemos mal, y encima nos echan bronca por pincharse tantas veces los dedos y por las deformidades por las inyecciones de insulina... ¿señores..que más quieren que hagamos?

    Mi marido ha vuelto a desanimarse, a comer lo que quiera, y por más que le explico las consecuencias que va a tener, y lo que nos puede repercutir ya no tiene una motivación para hacerse los controles..¿por que? porque ha visto que no funciona, que no da resultados...

    Necesitamos ayuda, hemos pensado ir por privado y que alguien nos ayude a decir esto si, esto no, y nos enseñe desde cero pero... económicamente es imposible. Estoy perdiendo la esperanza de poder ayudarlo y me desespero muchísimo..

    yo investigando y estudiando (estoy estudiando enfermería solo para poder saber algo más) me estoy dando cuenta también de que realmente no hay un interés por sanar lo que provoca la diabetes, solo el síntoma..y claro...así no vamos a ningún lado porque no resulta..

    ¿por donde puedo empezar a ayudar a mi marido? No sé por donde tirar, todo me confunde, me da un poco de miedo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: se me ha olvidado comentar que ya empieza a tener problemas como colesterol, baja fertilidad (y otras), y últimamente unos granos que incluso han tenido que hacer incisiones para poder curarlos... :( me desanimo mucho, me dan ganas de llorar porque siento que no puedo hacer nada.. AYUDA!!

      Eliminar
    2. Hola,

      las actuales recomendaciones de un 55% de la energia en forma de Carbohidratos para los diabéticos es querer apagar el fuego con gasolina.

      No existe ningún carbohidrato esencial y los diabeticos son "carbo - intolerantes" con lo que lo más inteligente sería reducirlos y basarlos en verduras y hortalizas, desechando azúcares refinados, pan, pasta, arroz, patata y muchas frutas.

      el libro del Dr. Bernstein Diabetes Solution os ayudará mucho.

      Al reducir carbohidratos y aumentar grasas, las necesidades de insulina de tu marido también disminuirán y tendréis que ajustarlas, claro.

      Aquí tienes varios vídeos del Dr. Troy Stapleton, diabético tipo 1 que maneja su diabetes con una alimentación baja en carbohidratos y alta en grasas saludables:

      https://www.youtube.com/watch?v=hxs63lOOH0U&t=35s

      https://www.youtube.com/watch?v=SI5l6NqVYw0&t=113s

      https://www.youtube.com/watch?v=BQ7okR2dT9U&t=1380s

      https://www.youtube.com/watch?v=epsSVosmtUc&t=48s

      https://www.youtube.com/watch?v=TR8rc_AF6XU

      Mucho ánimo!

      Mirar en la web sueca: www.dietdoctor.com

      Un saludo,

      Jorge

      Eliminar
    3. Gracias, así lo voy a hacer, voy a mirar todo lo que me has recomendado y a aplicarlo. comentaré resultados :)

      Eliminar
  28. Lo estaba esperando ya hace tiempo…..mi coordinadora(soy enfermera de pediatría en hospital público), me ha pedido que no dé a los padres de los niños diabéticos ingresados ninguna información sobre dietas low carb, ni les hable de otros protocolos de otros países, es decir, que no les explique nada diferente del protocolo que se sigue actualmente.
    Le costó mucho decírmelo, porque conoce mi motivación y mis conocimientos, mi rigurosidad al recomendar algo, sabe que me baso en evidencia científica, etc…..peeeeero , al pedírselo las endocrinas y la jefe de la unidad , no le quedaba más remedio que comunicármelo.
    Por mi parte, me baso en el derecho que tiene el paciente de conocer todas las posibilidades de tratamiento de su enfermedad y de recibir información, para que pueda decidir.
    He decidido hacerle caso mientras que estén ingresados.
    Es penoso , espero que algún peediatra tenga un mínimo de interés y al menos investigue un poco sobre todo lo que hay publicado referente al tema y vea que , quizás NO ES TAN DESCABELLADO HACER LAS COSAS DE OTRA MANERA
    Les he pasado artículos tuyos y de otros blogs, para ir “metiendo información”, pero están supercerrados
    Yo no desisto…….los cambios llegarán!!!!!

    ResponderEliminar